Skip to content

La combustión de buena calidad comienza con un encendido rápido, seguido de una combustión completa. El número de cetano se usa para medir la calidad de la combustión acorde al retraso del autoencendido. Cuanto mayor sea el número de cetano, menor será el retraso de autoencendido y mejor será la calidad de la combustión. Por el contrario, los combustibles con un bajo índice de cetano son más lentos de encender y no se queman por completo.

Un alto número de cetanos conduce a:

  • Reducir las emisiones de humo negro.
  • Mejorar el rendimiento del motor y las características de arranque.

Nuestro aditivo RV100 mejora la combustión del diésel. Confiere las siguientes propiedades:

  • Autoencendido mejorado/reduce el retraso de encendido. 
  • Reducción de las emisiones de humo negro y gases no quemados, junto con la reducción de los depósitos en el inyector.
  • Reducción del ruido del motor, especialmente durante los arranques en frío.
  • Comodidad de manejo mejorada.

Nuestro aditivo RV100 le permite cumplir con las regulaciones de los países que requieren un alto número de cetano para combustibles diésel. Tendrá la capacidad de tratar eficientemente crudos de diversos orígenes que producen combustibles diésel con diferentes números de cetano, incluso aquellos con bajo contenido parafínico.

Aditivos de desempeño

Descubra nuestra gama adaptada a sus necesidades.

Desarrollo sostenible

Total está comprometido a limitar el impacto ambiental.