Skip to content

propiedades de los aditivos

Los aditivos son compuestos químicos que mejoran el rendimiento del aceite de motor o inhiben sus propiedades menos deseables. Todos ellos tienen funciones específicas y diferentes estructuras químicas. Algunos aditivos actúan directamente sobre la superficie de los materiales (antidesgaste, extrema presión, modificadores de fricción y anticorrosión). El formulador debe asegurarse de que estos aditivos sean compatibles entre sí para que no causen interacciones adversas en los lubricantes.

 

Capacidad antioxidante

Los aditivos antioxidantes se utilizan para aumentar la durabilidad de los lubricantes, especialmente cuando las temperaturas son altas. Por lo tanto, limitan la degradación y la acidificación del aceite del motor. «Estos aditivos actúan como el zumo de limón en una manzana cortada dejada al aire libre, frenando los efectos dañinos del oxígeno.»

Tipos de aditivos

 

Mejora del grado de viscosidad (o mejoradores del grado de viscosidad)

Los mejoradores del grado de viscosidad ayudan al aceite de motor a mantener una viscosidad óptima independientemente del cambio de temperatura. Son un componente muy importante en los aceites multigrado.
«Los polímeros utilizados en los mejoradores del grado de viscosidad se comparan a menudo con los ovillos de lana. A baja temperatura, pueden permanecer muy juntos: su capacidad de espesamiento es baja y su presencia tiene poco impacto en la viscosidad del aceite base. A medida que la temperatura aumenta, se aflojan y se extienden sobre el aceite. Ocupan más espacio y espesan el aceite base que los contiene, por lo que la viscosidad aumenta.»

Se utilizan en cantidades muy pequeñas. Actúan sobre la superficie del metal y protegen los componentes internos del motor de los efectos de la humedad y los ácidos.
«Actúan como el betún que protege los zapatos de los daños externos.»

Utilizados en cantidades muy pequeñas, frenan significativamente la formación de espuma en la superficie del aceite. La espuma del aceite puede causar que el tanque se desborde o exceda el nivel máximo de aceite permitido en el cárter. El aceite espumoso también pierde sus propiedades lubricantes. Este aditivo antiespumante evita así que se dañen partes del mecanismo. «El aceite se mueve debido al movimiento de las piezas y a la velocidad de rotación. Este fenómeno es idéntico al observado con la cerveza cuando se agita.»

Como resultado de la combustión, las piezas del motor entran en contacto con el hollín y otros residuos, lo que puede provocar una obstrucción. Los detergentes limpian las piezas y evitan los depósitos de hollín causados por la combustión del combustible. 
Desempeñan el mismo papel para el mecanismo que el jabón en polvo al lavar la ropa, quitando la suciedad.

Los dispersantes desempeñan un papel complementario al de los detergentes. Actúan como agentes contra los depósitos que, al lavar la ropa, suspenden la suciedad eliminada por el jabón en polvo. 

Los aditivos antidesgaste protegen las piezas de los mecanismos cuando se someten a grandes cargas, reduciendo el contacto directo y el riesgo de desgaste.
Estos aditivos son pequeñas moléculas (indicadas en rojo en la imagen) que forman una fina capa protectora en las superficies (indicadas en azul en la imagen).

Utilizados en cantidades muy pequeñas, están compuestos por moléculas específicas que se depositan en las superficies de contacto y reducen el coeficiente de fricción de las mismas. Se utilizan cada vez más en los aceites para los que se requiere una baja viscosidad con el objetivo de reducir el consumo de combustible de los vehículos (lubricantes FE o Fuel Economy). Por lo tanto, estos aditivos diferencian los aceites.  Actúan como la cera en un suelo de madera, lo que hace que el material se deslice fácilmente.

Aditivos de refinación

Conozca todos nuestros productos.

Aditivos de flujo en frío

Solucione la operabilidad en frío de los destilados.

Aditivos de desempeño

Descubra nuestra gama adaptada a sus necesidades.